Una reflexión sobre la crisis italiana (y europea).

Querido/as amigos/as ecuatorianos/as

ahora les cuento algo.

Amigos, amigas, conocidos, familiares italianos y ecuatorianos les han dicho que en Italia la situación está fea, que no hay trabajo, que hay crisis económica, que los italianos salen de su país etc…..¿Verdad?

Además, habrán escuchado que muchos ecuatorianos/as salieron de Italia (y de España), y que volvieron a Ecuador por la situación de crisis que hay en Europa. ¿Verdad?

índice

Con la caída del muro de Berlín (1989), y con la victoria del modelo liberal, el continente europeo experimenta nuevas políticas económicas. El “fracaso” del socialismo científico de la Unión Soviética legitima los sectores burgueses de Europa en proponer y concretar, de manera salvaje, el paradigma ganador: el liberalismo.

En todos los paises europeos se promulgan leyes anti – sociales y anti – populares que reducen o eliminan los derechos conquistados por los trabajadores en las décadas antecedentes con las luchas sociales (años ’60 – ’70). Los grupos dirigentes de los partidos de izquierdas se camuflan y se transformas en socialdemocrátas, los sindicatos se vuelven menos radicales y proponen la concertación (el diálogo en cambio de la lucha de clase), y los burgueses y capitalistas festejan y aprovechan.

Se realizan reformas estructurales que afectan al mundo de la escuela, del trabajo, de la salud y de la investigación científica. Las reformas tienen en común el siguiente aspecto: reducir el gasto público mediante la reducción de la intervención estatal, y apertura al mercado libre.

Los sectores públicos vienen gradualmente delegitimados y excluidos por clases dirigentes siempre más dirigidas a la aplicación de políticas excluyentes y exclusivas manejadas por los sectores privados. En cada país se reduce el gasto público, se reducen los impuestos, se terciariza el mundo laboral, se fragmenta el sector público, se reprimen los movimientos sociales que contestan este sistema, (represión científica del movimento dei movimenti), se propone y se construye una sociedad menos solidale y colectiva.

Empieza a circular la novela que se necesita reducir el despilfarro y el gasto público, y que ya no existe el famoso puesto fijo de trabajo. Las nuevas generaciones deben acostrumbrarse al puesto flexible, inclusive más libre (Este discurso vale sólo para los trabajadores, porque las clases dirigentes siguen siempre ahí y están en sus puestos fijos y estables desde siempre). Empieza a circular el refrain que cada uno debe ser empresario de sí mismo, que cada uno debe ser libre de hacer lo que le da la gana, hay que interrumpir ese “matrimonio” con el dueño de la misma empresa. (Se prepara el terreno ideológicamente para las leyes flexibles para los trabajadores).

En este escenario lo que aprovecha e disfruta es el sector privado que compra, invierte y, como un pulpo, conquista espacios, fuerza, poder y se auto – legitima (y viene legitimado).

Los gobiernos de centro – izquierda y de centro – derecha que se alternan en el poder aplican las mismas recetas económicas liberales, neo – liberales, anti – estatalista, anti – pública. Los grupos de poderes de cada gobierno proponen recetas similares pero que responden a las directivas económicas y políticas de la UE.

En Italia las peores reformas del mundo laboral, que han generado precarización, terziarización, desempleo y degeneración social y cultural se realizan, también durante los gobiernos de centro – izquierda.

¿Qué genera tal política neo – liberal? ¿Cuáles son los efectos inmediatos y a largo plazo? ¿Cuáles son las clases sociales que viven las consecuencias negativas de estas políticas? ¿Cuáles son las clases sociales y económicas que viven las consecuencias positivas?

En Italia pero lo peor aún no ha llegado porque mientras tanto “scende in campo” (entra en la arena política) el magnate de las televisiones,el empresario Silvio Berlusconi (en el año 1994). Lo mejor lo tiene guardado cuando se presenta por la tercera vez en las elecciones políticas del año 2001 (1994, 1996, 2001)

En el año 2001, el candidato de la derecha italiana, Silvio Berlusconi, hizo las siguientes promesas al público italiano : a) prometo crear 1 millón de puestos de trabajo en 5 años de gobierno (en Italia el gobierno dura 5 años), b) prometo bajar los impuestos (pero nos habló en particular de dos: impuesto predial y los de las empresas. De los demás nunca supimos nada sino de poco a poco). Estos dos puntos del programa político fueron el refrain de su campaña electoral. Hizo otras promesas como : lucha a la criminalidad barrio por barrio, aumento de las jubilaciones, reducción del desempleo, aumento de las “grandes obras”.

índice

Inclusive,  esta promisa electoral se volvió un show mediático cuando el mismo Berlusconi sentado en un escritorio y en presencia de un notario ratificaba, con su firma, lo que quería realmente hacer para los italianos. El show, o mejor dicho la “payasata” se diò el día 8 de mayo del 2001 en un programa televisivo “Porta a Porta”. Para los italianos se recuerda como el día del famoso “contratto con gli italiani” (contracto con los italianos). Esta “payasada” no es original porque Berlusconi la copió desde un senador republicano estadounidense, Newt Gingrich, que realizó el “Contract with America” durante las elecciones del Parlamento estadounidense en el año 1994. Además, el senado Gingrich ganó, por esta “invención”, la portada del “Time” como hombre del año en el año 1995.

Berlusconi, ganó las elecciones, y una vez en el gobierno propone  – y hace promulgar por el Parlamento – la ley de la reforma el sistema laboral. Una reforma que en Italia se conoce como “La legge Biagi” (Ley Biagi), que lleva el nombre del asambleista que redactó el diseño de ley. Mediante esta ley, aumentaron a 30 contractos laborales – todos precarios e inestables – se bajaron los salarios (Italia es nona en la clasifica europea por salarios en el año 2015) para los nuevos trabajadores contractados y disminuieron los impuestos para las empresas que hubieran creados puestos de trabajo. Se intentó, pero no se logró por la oposición social y sindical, eliminar el art. 18 del Estatudo de los trabajadores. Eliminando este arículo se hubieran podido despedir, y sin ningúna motivación, los trabajadores sin ningún proceso legal. Mientras tanto, el artículo 18 fue limitado con la Ley Fornero del año 2012 y con el Jobs Act del 2015.

Berlusconi estuvo en el poder hasta al año 2011, es decir 10 años. El resultado final de estas políticas neoliberales han sido: 

a) Aumento de la precariedad en el mundo laboral para todos los trabajadores. Aumento de la flexibilidad, y de la terciarización. En muchos casos los incentivos, que el Estado daba a las empresas, no han generado puestos de trabajos porque las empresas han cerrado y trasladado a paises del este Europa donde hay leyes más flexibiles para las empresas.

b)  Aumento del desempleo por las menores entradas Estatales. Con la reducción y eliminación de los impuestos el Estado – y por tanto las alcaldías – tiene menos recursos para invertir en: salud, infraestructuras, escuelas, becas estudiantiles, actividades culturales y deportistas,  investigación científica. Si hay menos recursos significa que las escuelas, los hospitales, las instituciones no contractan, más bien despiden.

Terminando el cuento, les comento que hoy las últimas generaciones (dos generaciones) tienen poca esperanza en encontrar trabajo. En la mayoría de los casos, los que tienen títulos (LICENCIATURA, MAESTRÍAS, PHD) prefieren  salir del país que buscar trabajo y quedarse, también porque los salarios no son dignos, se trabajaría en lugares que no tienen nada que ver con tu capacitación profesional, porque los dueños de las empresas te tratan como animal (porque legitimados por el marco legal que les favorece), porque mientras tanto hay un degrado general que no te da ganas ni siquiera estar ahí, sino cambiar aire.

Hoy, en Italia el porcentaje de desempleo juvenil es del 40,1% y el porcentaje general es del 13,2%.

Italia, según los últimos datos publicados por el periódico financiero-económico italiano “Il Sole 24 ore”, registra un crecimiento (siendo optimistas) del 0,7% – 0,8%. Es último en la clasifica europea.

infografica_crescita_pil_confindustria

infografica-previsioni-fmi1

http://www.ilfattoquotidiano.it/2017/02/13/conti-pubblici-nel-2017-litalia-sara-ultima-tra-i-28-per-crescita-del-pil-maglia-nera-con-un-anno-di-anticipo-sul-previsto/3388153/

http://www.agi.it/economia/2016/11/15/news/crescita_acquisita_a_0_8_il_balletto_delle_stime-1251538/

Annunci

Informazioni su QUITO LATINO

Notizie dall'Ecuador e dall'America Latina
Questa voce è stata pubblicata in Uncategorized. Contrassegna il permalink.

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...